Spring

Spring
Primavera en Mannheim, Alemania. Paisaje fotografiado y editado por mí.

sábado, 23 de agosto de 2014

El Nacimiento de Venus

Tengo el gusto de encontrarme otra vez escribiendo una nueva entrada para mi blog, el cual había permanecido algunas semanas en estado de espera. Le debo el empujón que hacía falta a Juan D García, quien me recordó que había dejado las cosas un poco quietas por estos lados, de modo que corrí a buscar mi portátil y empecé a redactar las palabras que ahora están leyendo.

Hace ya algún tiempo que tenía la idea de dedicarle una publicación a la joven diosa de la belleza y la lujuria, la terrible Afrodita que podía tener a su disposición el amor de los hombres con solo clavar su mirada en ellos. Aquella diosa sin infancia que surgió de las espumas del mar y nació de los genitales que Crono cortó de Urano en las primeras eras de la mitología griega, cuando dos razas de deidades se enfrentaban unas a otras en la llamada Guerra Titánica: los Titanes y los Olímpicos, cuyo triunfo dio origen a la era de los Dioses Olímpicos.

El amor y el deseo, como fuerzas fundamentales  y poderosas que gobiernan a la raza humana han sido encarnados, en variadas épocas y por variadas civilizaciones, en diferentes contenedores femeninos. Inanna, en la mitología sumeria, era la diosa del amor, la guerra y protectora de la ciudad de Uruk. Ishtar era la diosa babilónica del amor, la guerra, la vida y la fertilidad. Los israelitas la conocieron como Astoret, diosa de la fertilidad y del amor sexual. Astarté para los fenicios. Venus para los romanos.

Es sumamente interesante el factor que, a pesar que estas civilizaciones estuvieron separadas por siglos, y sus culturas y cultos se diferenciaban, siempre estuvo presente la representación de la sexualidad femenina en todas ellas como uno de los ejes centrales de sus mitologías.

Las mujeres somos, después de todo, terribles y poderosas. Reinas de corazones y hechiceras del misterio.

En esta ocasión me gustaría compartirles mi escrito titulado “Desde la Coraza de Venus”.

Desde la Coraza de Venus

El nacimiento de Venus, William-Adolphe Bouguereau, 1879

Aquello que deseo es el camino.

El instante en el que Dios
juntó sus manos
y conjugó el universo
en tus ojos y la fuerza
en tus entrañas;
en el que Venus, alzando
sus manos desde las
profundidades de la concha,
ató sus cabellos
en la nuca de la belleza.

Eternamente
sucumbiré a los juegos
de los dioses
y los dejaré
libremente
poner precio a mi albedrío.

Mis manos no son más
que sus finas herramientas.
Mi voz es el aullido
que huyó del inframundo.

Te cantaré el peso
de los años desde
las eras de los
Primeros.

Voy a conjugar
en verbo las
tragedias de los
Segundos.
_______________________________
Estefanía Figueroa Buitrago

Para acompañar esta entrada nada mejor que la canción “Birth of Venus Illegitima”, el nacimiento de Venus ilegítima, de una de mis bandas favoritas (si aún no lo han notado :p): Therion. Los dejo con esta pieza musical y con su frase:

“Niña de pecado es mi nombre”


Por último, quiero mostrarles algo que me sorprendió muy gratamente hoy. Se trata de una imagen arrojada por el estudio estadístico que Blogger maneja para mi blog.


Esto me deja impresionada y contentísima y espero, junto a ustedes, seguir creciendo cada vez más. 

Hasta una próxima ocasión, y nuevamente gracias a todos los que me comentan. Leo y RE leo sus comentarios porque me encantan :).

4 comentarios:

  1. Hoy nuevamente tengo el placer de deleitarme no solo con tu escrito o tu recomendación musical, sino también con tu introducción. Estoy en total acuerdo con tu punto de vista y hoy solo tengo para decir, sencillamente "delicioso". Gracias por sacarme por 10 minutos de la realidad vario color de este mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo tengo nuevamente el gusto de leer un comentario tuyo aquí en mi blog. Me alegra muchísimo y te gradezco esos 10 minutos que te tomas para leerme y animarme con tus comentarios :). Espero que me sigas acompañando como siempre, pues tu apoyo es muy importante para mí.

      Eliminar
  2. Mi muy adorada sobrina:

    Nuevamente me llena de admiración tu gran capacidad para transmitirnos tu enorme gusto por el arte y tus increíbles conocimientos sobre la mitología, en este caso, la griega, y lo haces de una manera tan didáctica, salpicada con tus propias impresiones, que resulta todo un goce leer y releer esta entrada.
    Justamente estaba recordando hace unos días con un amigo esos increíbles obras épicas atribuidas a Homero, me refiero a la Iliada y la Odisea; y recordaba a la terrible, sensual y cautivante Afrodita quien, según las malas lenguas, ayudó, en una de las versiones, a Paris para que Helena se enamorara de él y escapara con este príncipe troyano lo que daría pie a la guerra de Troya. Se dice que el poeta Estesícoro escribió un poema en donde culpó a Helena por esta guerra aunque después se retractó de esta afirmación escribiendo una oda (palinodia).
    Me gusta como te metes en el papel de Afrodita y dejas volar la imaginación haciendo derroche de un gran conocimiento de la mitología griega, entre otras. Para complementar esta entrada de lujo, tengo que decirte que estoy impresionado por la belleza interpretativa de Therion.
    Me alegro mucho por las estadísticas que muestran el grado de aceptación de tu blog; en realidad, no son muchos los que dejan sus comentarios pero si los que leen nuestros trabajos y eso estimula mucho.
    Querida sobrina...eres genial!!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gusto leer un comentario como el tuyo tío. Aprendí leyéndolo de cosas que no sabía, como lo que comentas del poeta Estesícoro.

      Mitologías como la griega tienen la característica de ser muy humanas, en el sentido en que sus dioses y héroes son esclavos de las emociones más terrenales, pero con un pequeño extra que los hace terribles... su fuerza sobrenatural. No son como el dios de los cristianos, que es todopoderoso pero así mismo increíblemente benévolo, sino que son caprichosos y hacen y deshacen a placer impulsados por sus egos y pretensiones.

      Therion es, efectivamente, una de mis bandas favoritas, a la que admiro musicalmente y que toca temas que para mí son muy interesantes!

      Querido tío.... tú también eres genial y te quiero muchísimo!!!

      Abrazos! :D

      Eliminar